Horario

Entradas y salidas:

  • Entrada escalonada de 8.30 h. a 9.00 h.
  • Salida escalonada de 15.45 h. a 16.00 h.

* Salida opcional después de comer: 12.45 h. -13.00 h.

REGLAMENTO DE RÉGIMEN INTERNO:

  • Artículo 21.-Por la mañana, la hora de entrada se fija en las 8,30 horas, hasta las 9.00 horas. Transcurrida ésta, no se admitirá ninguna entrada, salvo causa de fuerza mayor debidamente justificada ante la Dirección del Centro, quien resolverá.
  • Artículo 22.-Por la tarde, los niños podrán ser recogidos a partir de las 15.45 horas y hasta las 16.00 horas.
  • Artículo 23.-No se permitirán entradas o salidas fuera de las horas señaladas en los artículos anteriores, salvo causa de fuerza mayor debidamente justificada ante la Dirección del Centro y libremente apreciada por ésta.
  • Artículo 24.-No se hará entrega de ningún niño inscrito en el Centro a persona distinta de los padres, tutores o representantes legales, si previamente no ha existido autorización expresa para ello por parte de aquéllos ante la Dirección del Centro.

Programa de Acogida

Flexibilización del horario en las dos primeras semanas en las que se incorpore el alumno.

Distribución de las horas de la jornada

Siguiendo la normativa establecida en la ORDEN ECD/606/2017, de 3 de mayo, por la que se regula la admisión, organización y permanencia de alumnos de primer ciclo de educación infantil en centros públicos de la Comunidad Autónoma de Aragón, además de la atención y cuidado de las necesidades básicas a realizar durante toda la jornada, se trabajan los contenidos propios de esta etapa educativa. Se dedica un mínimo de dos horas y un máximo de tres para atender las actividades de comida y descanso. El resto de horario tiene un carácter lúdico, y de atención, vigilancia y cuidado.

El horario en Infantil se entiende como la distribución en secuencias temporales de las actividades que se realizan en los distintos días de la semana, teniendo en cuenta el carácter global de las actividades, respetando los ritmos personales y los momentos de actividad y descanso del alumnado y considerando el carácter educativo de todos los momentos de la jornada.

La orientación temporal refuerza la estabilidad psíquica y emocional de los niños.

Éstos van interiorizando el tiempo a partir de la sucesión y el ritmo de las actividades que realizan.

Les ayuda a establecer marcos de referencia espacio-temporales.

El establecimiento de unas rutinas les permitan anticipar lo que va a suceder, les proporciona seguridad y confianza.

Estos momentos son considerados rutinas, ya que se repiten cada día, en la misma secuencia de actividades y aproximadamente a las mismas horas.

Debemos saber que todos ellos son ocasiones privilegiadas para trabajar distintos tipos de contenidos del currículo y para la interiorización de normas y hábitos.

Esta es una propuesta cuya aplicación tiene que estar abierta a la flexibilidad, reduciendo o ampliando el tiempo destinado a cada actividad en función de las necesidades anteriormente comentadas.